Como te venía contando, el taller de Monterrey fue complejo. Había mucha gente…Éramos casi 70 personas… 66 para ser mas exactas. ¡Qué número! ¿no? ¡Si! Así se sintió la energía.
Como sabes abrazo a cada uno de los participantes.
En mitad de la charla tuve ese acontecimiento de la persona que me vino a decir algo en el oido derecho:
Soy la reencarnación del TODOPODEROSO…
Me quedó claro que no se refería a dios…
Pero bue… ya te dije… trabajo con locos… y con poseídos muchas veces.
Así que a esta altura pocas cosas me mueven el termómetro.

Ese hombre estaba sentado en el taller al lado de una mujer con la cual descubrieron que habían viajado sentados uno al lado del otro en el avión hace algunos años. Al igual que estaban sentados ahora, uno al lado del otro.
¿Qué tiene que ver esto con la sesión?
Todo tiene que ver con todo.

La persona que me apareció en la sesión, era la primera que hacía luego del taller. No la conocía. Era la primera vez que nos veíamos mas allá del taller. En el taller hizo algunas preguntas raras sobre limpiadores… Pero nada que me hiciera pensar que era limpiadora. Ya sabes… Dorys vive en otra realidad.

La persona llegó a la casa en la que estaba pasando la otra mitad de mi estadía en Monterrey.
No había podido dormir en toda la noche. Algo raro había en esa parte de la casa y terminé durmiendo en un sillón apenas 3 horas. En ese estado comenzó la sesión.
La persona me comentó que trabaja de enfermera en hematología en el sector donde hay pacientes con cáncer y que ve fantasmas todas las noches que le vienen a hablar. Incluso una noche se le pegó uno y tuvo que hacer maravillas para sacárselo. Se lo supo sacar por instinto nada mas.
Es descendiente de indígenas, los Huicholes. Una abuelo chamán que al parecer no era de los que resolvía las cosas por el lado clarito de la historia.
Pero bueno… todos llevamos un muerto en el placard, dicen.
Gran parte de la charla transcurrió en como limpiar el hospital en el horario nocturno, horario en el cual le tocaba trabajar, porque A LA NOCHE TODO CAMBIA.
Le expliqué la técnica de bajar la columna de luz y convencerlos de que vayan por esa luz a donde sea que tengan que ir. Mejor es que vayan por ahí antes de que se te cuelguen de tu energía.

Casada con una sola hija. Un caso parecido al mío. Perdió un embarazo, otro dejó de latir el corazón a los tres meses y finalmente se embarazó de su hija y escuchó una voz que le decía: Nooooooooooooo.
Pero ya estaba. Cuando nació su hija se llevó la matriz con el nacimiento.
Indudablemente no venía a traer hijos al mundo.

En algún momento tendré que hacer un video: lo básico de una limpiadora. Y ya tengo varias para poner en la lista para ayudarme a comentar lo que hacemos sin darnos cuenta, la mayor parte del tiempo.
Una limpiadora era lo mejor que podía conseguir como primera sesión considerando el lugar en el que me estaba quedando. Con un poco de suerte limpiábamos el lugar y podría dormir de ahí en adelante.
Pero… nunca nada es lo que parece… Y siempre puede ser peor.

La mujer quería ser astróloga. Pero su papá la mandó para secretaria y enfermera. Esas si son tareas de mujeres.
Y ahí terminó.
En el hospital, todas las noches. Eso sí, casada con un médico.

Te cuento como fue la sesión…

De pronto se vió flotando en el Universo. Su cuerpo era luz, una luz entre violeta y blanca. Pura energía.
Estaba en su planeta, un planeta con dos soles. Tanto ella como su planeta estaban siendo exterminados por una raza diferente de la suya. Insectos. Granes, de ojos grandes, como si fueran moscas. Lo único que ella podía hacer era ayudar.

Ella estaba en una burbuja observando lo que sucedía. Un ser los manejaba. Pedí hablar con ese ser. Y accedió.
De pronto comencé a tener una conversación con otro tiempo y otro espacio, con un ser que estaba viviendo esa experiencia.
Estos son los momentos en los cuales estoy segura que no hay tiempo ni espacio. Que todo sucede en el continuo presente del Aquí y el Ahora.
El ser accedió a la charla. Pregunté su nombre: ATICUS.
Nunca en mi vida había escuchado ese nombre.

Buscando en google encuentro estos conceptos relacionados con ese nombre:

Es el nombre de una marca de ropa. El nombre de la compañía proviene del nombre de Atticus Finch, protagonista de la novela Matar un ruiseñor, de la escritora Harper Lee. Atticus Scout, la línea femenina de la compañía, es también el nombre de otro personaje de la novela. El logotipo de la compañía (un pájaro muerto patas arriba) es una representación gráfica del título de la obra.
También dice que Atticus, a Latin name meaning «Man of Attica», may refer to any of: y acá te manda una lista de cosas con ese mismo nombre.

Bueno, íbamos en un camino bastante definido. Te transcribo la charla.

Hola soy claudia, ¿con quien estoy hablando?
Aticus
¿Qué estás haciendo en este planeta?
Comer
¿Este planeta es tuyo o lo estás invadiendo?
invadiendo
y tu raza hace lo mismo?
Si
De qué raza sos?
Alba
No te preguntas si eso que haces va a favor de la evolución o va en detrimento de ella?
No
Te voy a pedir que la dejes a ella, no es tuya no es nada que puedas hacer. Vuelve a tu dimensión (cambiando el tono de voz)

Cuando terminé la charla con ese tal Aticus me sentí rara. Intenté hacer razonar a un ser de otra dimensión y otro tiempo. Indudablemente está en mi naturaleza eso de «hacer razonar», aunque no me pregunté qué estaba haciendo sino me hubiera dado cuenta que lo que estaba intentando hacer salía de toda lógica racional.
Terminado el intento pedí hablar con el SER.

Tu eres su ser que la acompaña siempre. ¿Por qué le estás mostrando esto?
Porque no es de aquí y está en una batalla con esas energías
y vino a la tierra para continuar con esa batalla?

y la batalla es con esas energías o es con otras?

esas energías están también en la tierra?
Si
y ella limpia esas energías?

y lo hace muy bien?

ahora ella está haciendo conciencia. ¿Es lo que querés que ella haga?
Hacer conciencia
y tú le vas mostrando las energías que tiene que limpiar?

para limpiar esas energías qué debe usar?
La columna de luz
y algo más?
La burbuja. Dentro de la burbuja nada le puede pasar…
como limpiadora que sos, podes ver en esta casa si hay energías para limpiar?

y podes abrir la columna de luz?
Son los que vivían antes en esta casa.
¿Es momento de que vayan a la luz?
todavía no
y ¿hay algo que podemos hacer?
Alejarlas
¡te agradezco!

Y luego de intentar limpiar la casa en la que estaba entre en las preguntas personales.

Quisiera hacer algunas preguntas personales de su vida en la Tierra?
El propósto por el que vino es limpiar esas energías, y ayudar a los muertos a encontrar el camino?

te parece que estudie tanatología y que se dedique a eso?

qué más ha venido a hacer?
..
eso es lo que vino a limpiar?
ella los puede limpiar y controlar

También pregunté sobre el taller.
Dijeron que se habían reunido varias limpiadoras porque la lucha seguía en el taller.
Ese Aticus estaba presente. Tomo posesión de ese que dijo ser la reencarnación del Todopoderoso.
Lo interesante es que a ese chico le tocó trabajar conmigo.
Y cuando terminó el taller escribió que a partir de un momento cambió su energía y se comenzó a sentir cansado.
Sí, luego de trabajar conmigo.
Es como si esa energía lo hubiera abandonado luego de decir lo que había venido a decir.

Sí, lo se… parece una película de aventuras.
Así es mi vida.

Se estaba librando una batalla energética también en el taller. Esa misma batalla energética que se está librando en la ciudad de Monterrey. En el límite entre el Norte y Latinoamérica.
Pero este no es el momento para hablar de eso.

Se presentó entonces su papá fallecido, pero no se nos permitió hablar con él.
También hicimos preguntas sobre los embarazos fallidos y sobre su hija.
Todo es como tiene que ser. Los otros no querían venir. Su hija sí. Pero no vino a tener hijos a esta realidad.
También tuvo un sueño hace tiempo sobre Shambala y dijeron que la llevaron a visitar el lugar, al que puede volver cada vez que lo requiera.

Finalmente, cuando la sesión terminó, nos quedamos conversando.
Te acordas del chico del comentario y de la chica que estaba sentada al lado de él.
Bueno, la compañera que vino a la sesión tuvo que trabajar en el taller con la chica. Y yo tuve que trabajar con el chico. Limpiadoras limpiando.
Todo tiene una explicación en algún momento.
Las cosas que suceden son mágicas… con una magia que no podemos descubrir muchas veces hasta que todo ha caído en su lugar.
A veces tardamos años en entender por qué las cosas sucedieron como sucedieron.
Con el tiempo aprendí a confiar en que hay alguna razón para que todo sea como es.
Por eso no me asusto.
Simplemente fluyo porque hay fuerzas en movimiento mucho mas grandes que nuestra conciencia humana limitada.
Gracias por aventurarse en esta dimensión.

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *