Hace un tiempito les contaba de una regresión en la cual la persona había sido reptil, había llegado a experimentar la oscuridad, el control y el poder… y no le había gustado eso. Ahora había decidido que quería seguir evolucionando. Y para eso llegó a esta encarnación… como paso intermedio.

Hoy quiero contarles otra regresión.

Ya la habrán leído. Es la de aquel ser al que le mandaron a desarrollar la XenoPolítica.
Vino porque quería continuar con el trabajo.
Y revivimos la experiencia de la primera regresión.
Al revivirla obtuvimos datos adicionales para seguir trabajando.
A veces no hace falta una nueva regresión. Con mirar la anterior con otros ojos y ver la evolución que hemos venido teniendo en el tiempo vamos adquiriendo mas seguridad sobre el camino que venimos transitando.

Como te contaba, la persona es Pleyadiana. Pero no es una semilla estelar. Hace tiempo que está en la encarnación en el Planeta Tierra.
Revisando la regresión hoy vimos muchos mas datos.
De las Pleyades fue a encarnar en un mundo reptiliano. La primera parte de su regresión fue así. En su «lugar sagrado» había un reptiliano observándolo. De ahí lo llevaron a un planeta reptiliano, se veía con vestimentas, colores, y energía típica de esa raza. Lo dejan a las puertas de la entrada de un lugar. Y lo tientan… lo tientan con recibir los logros y las bendiciones de esa raza.

La persona lo rechaza.
Esa ha sido la prueba.
Al rechazar los laureles del triunfo reptiliano, es llevado a otra escena… Ya en el Planeta Tierra, como guerrero de la paz, en una civilización que podría ser la romana.
Había dejado la guerra reptiliana y ahora venía a ser artífice de la paz, como buen pleyadiano que se precie de su condición.

Lo que hoy entendimos es que cuadra con la historia de la humanidad.
De alguna forma, los pleyadianos son protectores de esta humanidad.
De alguna otra forma, los reptiles son los dominadores de esta humanidad.
La persona, cuya energía proviene de las pléyades, primero se encarnó como reptil para poder entender esa raza. Un vez que la hubo entendido, experimentado y rechazado la gloria del poder, se encarnó en la Tierra.
Viene con ventaja. Conoce a los reptiles porque fue uno de ellos. Estuvo encubierto experimentando esa densidad. Hoy está en esta Tierra apoyando el proceso de la liberación. Conoce el modus operandi reptil, estuvo ahí. Y está también acá en medio de muchos de ellos.

Simbólicamente, durante su vida civil trabajó en el servicio de inteligencia como agente encubierto.
Hoy trabaja en la fuerza intermediando acciones civiles.
Está armado… sí… pero no le gusta usar el arma. Su tarea es más política que de fuerza de choque.
Tiene tikun en virgo… es de virgo… un estratega natural.
Puede ver lo que nadie mas puede ver… tiene el intelecto para eso.
Puede estar en medio de cualquier situación… y no necesita del arma para traer orden.
Toda su vida escribió historias… de diferentes razas en diferentes lugares del Universo. Historias que guarda para sí.

¡Las quiero leer!

El vino a ejercer la xeno política . La política de la Comunidad Galáctica. La política que trata a todas las razas como iguales y que intercambia relaciones de igual a igual.

Sin darnos cuenta conciente como raza, estamos experimentando el proceso de la liberación de la humanidad del dominio reptil.
Estamos listos para eso.
Hay voluntarios y seres de origen estelar apoyando el proceso.
Y también la magia del Universo que creo el combo de McDonalds… por 50centavos mas te arma un combo…
¿Cual?
¡Fácil!
Almas que pasan por diferentes encarnaciones raciales para unir las razas a través de la energía de esas almas.
Esta persona de energía básica pleyadiana ha sido reptil, ahora es humana.
Que forma mágica de unir energía de las pléyades con energía reptil, con energía humana.
El humano es producto de crisol de razas celestes.
Tiene en su ADN la unión del infinito.
Es la semilla de la Nueva Humanidad que equilibra con su sola existencia al resto de las razas celestes.

Esa es la responsabilidad de la HUMANIDAD.

¿Estamos listos?
¡Si!
Lo estamos…

Gracias por animarse a venir y formar parte del PROYECTO HUMANO.

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *