Intervenir o no intervenir es muy parecido a decir SER O NO SER… esa es la cuestión.

Mi energía es NO INTERVENCIONISTA por naturaleza. Al igual que lo es la pauta para el Planeta Tierra. Recuerdo que esa es la razón por la cual han llegado las semillas estelares con plantilla humana.
Si se hubiera podido intervenir, no hubiera sido necesario «el artilugio» (meterse en la experiencia disfrazado de humano e intentar adaptarse sin éxito).

Pero, como ya sabemos, por la voluntad o a la fuerza hay que hacer lo que hay que hacer.
Pasé muchos años de silencio e ignorancia. Algunos años de ocultamiento y encubrimiento. Pero como vengo gritando, el momento de la acción ha llegado. Pensé y deseé que nunca llegara este momento. Pero acá estamos.

Vivimos sumergidos en una colonización permanente:
las plantillas y el olvido
el ego
el proceso de socialización
la matrix
la espiritualidad matrixciada
las razas recesivas
las «regresiones»
los «re-inicios»
las «re-conexiones»
y la mar en coche, diría mi abuelita cuando era delicada… a veces solo lo decía en criollo…

Hay una película muy linda que te recomiendo: Mi querido presidente…
con Michael Douglas.

Si todos respetamos las reglas, es facil vivir en comunidad (comun unindad)
Pero si alguien juega con trampa, tenes que moverte a ese territorio. No porque sea el que mas te gusta, sino porque ahí es donde el juego se va a jugar.

Siempre digo que aunque seamos seres espirituales, vivimos en una realidad material en la cual la cotidianeidad se desenvuelve.
Por mas espirituales que seamos, no podemos dejar de ser humanos del día sexto (fieras que se arrastran y animales salvajes, también).
Por eso tenemos que poder movernos en la misma vibración.
Vinimos a «no intervenir».
Por supuesto que la sola presencia interviene.
Pero una cosa es intervenir y otra cosa es intervenir colonizando.
Y si hay colonización hay descolonización.
Hay que hacer lo que hay que ser y ser lo que somos, en toda su magnitud.
Aqui y ahora…
Al infinito y mas allá…

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *