Y bue… hay de todo por ahi.
Hablando de pensamientos, también. Cuida tus pensamientos y cuidarás tu vida.
En la kabbalah se dice que cuando uno habla mal de otra persona son tres las personas lastimadas: el que habla mal, aquella persona sobre la cual se habla y el que escucha el mal hablado.
Controla tus pensamientos, elimina tu programación mental y habla apropiadamente de todo el mundo.
Podemos crear una vida diferente.
Tenemos EL PODER.

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.