¿En qué realidad vives tú?

Esta semana vamos por la INTEGRIDAD, el valor de SER lo que SOMOS.

Seguimos con la Cuenta del Omer así que no me extraña lo que estamos atravesando, todos. Porque los movimientos energéticos por más que sean creencias de algunos solamente, nos atraviesan a todos. Hasta el 11 de Junio, así estamos.

Esta semana, el miércoles 8 de mayo entramos en la Luna Nueva del mes de Tauro, Iyar. Pero, ¿cómo? si Tauro comenzó el 18 de abril. No, eso sucedió en el calendario gregoriano. En el calendario solar-lunar hebreo sucede de otra forma.

Sí, hoy quiero hablarte de la multirealidad.

Estamos todos parados en el mismo planeta. Algunos creen que es redondo, otros que es plano. Algunos tienen un mes, otros otro. Algunos creen en papá Noel y los Reyes Magos, otros en las profecías y otros le rezan a los santos. Aunque algunos dicen que son todos arcontes.

En Argentina tenemos un caso raro. El presidente que dice que los precios bajaron y el supermercado que los aumenta. Me hace acordar a aquel otro, que no recuerdo quién fue, que decía que la inseguridad es un tema de percepción. O que los que apuestan al dólar van a perder. O que el virus no va a llegar a la Argentina. Este país es un fiel reflejo de la multirealidad y de la percepción individual del mundo.

Te cuento. En relación al dicho del presidente, alguien publicó una foto en Facebook de una manteca indicando su precio: 2.850 pesos. Y una catarata de comentarios diversos fueron colados debajo de esa foto. Cada uno lo ve desde donde puede. O desde donde le da el ancho de banda.

La empresa que produce esa manteca es de propiedad de K.

Cobramos con sueldos K y vivimos con precios Milei.

Hay que comprar la otra marca que es más barata y rica también.

A este no lo voto más porque destruyó la economía.

Te hablo desde mi sueldo… antes tal cosa y ahora tal cosa… 

Y así sucesivamente.

Todos nosotros estamos atrapados en un programa egregórico que nos constituye desde que entramos en esta realidad en diferentes niveles y además padecemos de diversos sesgos de la percepción.

Pero, ¿qué es el sesgo de la percepción?. Es la tendencia a formar estereotipos y suposiciones sobre ciertos grupos que dificulta emitir un juicio objetivo sobre los miembros individuales de esos grupos.

El sesgo de percepción es un sesgo cognitivo que se produce cuando inconscientemente sacamos conclusiones basadas en lo que esperamos ver o experimentar. Una vez que hacemos una suposición, tendemos a buscar evidencia que la refuerce, en lugar de ser abiertos y objetivos acerca de una situación determinada.

En definitiva, no vemos lo que está allá afuera, vemos lo que llevamos adentro. Y cuando abrimos la boca solo buscamos evidencias que confirmen nuestra suposición.

Cada uno de nosotros vive en la realidad que es capaz de crearse.

El problema es que luego peleamos unos con los otros para defender nuestro punto de vista totalmente minado de los programas que nos habitan y evaluados con miles de sesgos perceptivos.

Y a esto le llamamos vivir en el Planeta (que podría no ser plano, o sí) Tierra.

Observarlo es traerlo a la realidad, también. Porque según está probado en el experimento de la doble rendija, el observador crea la realidad al observarla.

¡Ahí lo tenes! La realidad termina siendo lo que miras de esa realidad. Pero esa no es LA REALIDAD. Es solo y solamente la tuya, la que podes y queres observar. Pero hay una realidad más amplia, una que nos incluye a todos. Solo que en este nivel no estamos listos para participar de ella.

Y siento que ese es el gran desafío.

Ampliar nuestro horizonte de percepción y dejar de juzgar y pelear por tener razón.

Es como decía House, ¡todos mienten! 

Aunque la frase mas apropiada a este relato sería:

¡Todos tienen razón!

Por otro lado, tengo muchas ganas de hablar del síndrome de hiperactividad y del déficit de atención.

¡Súmate!

Así estamos con esta semana.

Y así estamos en esta multirealidad. Por eso quiero hablar de INTEGRIDAD. No como moral o ética, sino como honrar y respetar la realidad de cada uno. Porque el único libre albedrío que tenemos es elegir en qué realidad nos queremos despachar.

Gracias por sumarte a la consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *