Hablaba con mi hermana en estos días. Es médica al igual que su marido y no puede creer la inconsciencia de las personas que no respetan la cuarentena. Ella, como otros médicos argentinos tienen bien claro a dónde se mueve esa realidad cuando de el pico de virus considerando la disponibilidad de elementos sanitarios que tenemos.

Recien acabo de ver un post (lo compartí mas abajo) de argentinos «abandonados» en Panamá y que no pueden volver. Acompaño en ese mismo post otro del diario donde muestran personas que, aún sabiendo lo que estaba pasando, el 12 de marzo salieron del país.
Ahora hay que traerlos a todos. Y algunos quedaron en medio de la inconsciencia de los otros. Como nos pasa a todos que estamos en el mismo barco. Todos tienen el mismo valor como argentinos. Todos… y esto va para la vice y su cria.

Cuando sos político y estas en el gobierno te toca legislar para todos. No siempre están en riesgo las vidas de las personas, pero en situaciones como estas, es mas probable que se trate de riesgo de vida que de diversión. Si estas a la altura de la circunstancias o no lo estas da igual mas o menos. Aunque luego Dios y la Patria te lo demandarán de una u otra forma porque ese fue tu juramento. Hoy tienen las situaciones para mostrase a sí mismos de lo que son capaces.

Pero cuando sos médico, es distinto. Tus decisiones son mas concretas e implican vidas de personas a las que ves a la cara y le tenes que quitar el respirador para dárselo a otro. Triage. Este vive, este muere, este va al respirador.
Muchas veces sabes exactamente por qué esos pacientes están ahí.
Imaginate la siguiente escena (verídica) puede ser que te toque tener que quitarle el respirador al viejo para darselo al pelotudo que se infectó por no respetar la cuarentena.
Y lo haces porque ese fue tu juramento.
Y lo haces porque es lo que hay que hacer.
Y lo haces mirando a la cara a los dos.

Lo decía en otro post. Cada uno está donde tiene que estar. Y si está ahí es porque puede y debe hacerlo. Y porque eso es lo que tiene que experimentar para convertirse en lo que vino a convertirse.
Pero cuando salis de la situacion ¿podes perdonarte eso?

Este planeta esta lleno de gente egoista, sin conciencia, opinóloga, que hace juicios, que se caga en los otros, que no tienen ni una gota de solidaridad, que mira la vida de los otros en lugar de ocuparse de ser mejor persona, y mejor no sigo….

Y quedamos mezclados unos con los otros.
Y en esa mezcla es en donde nivelamos la vibración.
Porque si todos tuviéramos la misma conciencia no estaríamos en cuarentena.
Asi que en lugar de poner el foco en los patéticos depredadores en los que nos convertimos, busquemos en nuestro corazón la esencia poderosa que trajimos para así poder nivelar con conciencia esta realidad.

No dije fácil… porque no lo es.

Pero es la única opción que hoy encuentro.

Buen Sol… y que la fuerza nos acompañe. Porque todavía no empezó.

Tags
No Tag