Por un momento y en unos dias muchos creen que se han convertido en expertos en virología y predicción.
Nada es lo que parece en esta realidad, y si la soberbia les hizo creer que tenían todo claro, bue… es solo su ego.

ESto (lo que sea que signifique y de donde sea que haya salido) ESTA ENTRE NOSOTROS.
Es un virus mental, antes que nada porque, como habran visto, ataca nuestra cordura primero, luego nuestra emoción provocando no solo terror sino también des-aliento (pulmones) y posiblemente llega al físico si atraviesa las otras capas.

TODOS ESTAMOS INFECTADOS.

Seguramente sobreviviremos a la pandemia física. Recordemos que hace siglos desaparecieron de la faz de la Tierra 300 millones de personas por viruela y hoy está erradicada.

Pero hay algo que parece multiplicarse en esta Tierra y es la soberbia, la codicia y la avaricia humana. La necesidad de ser el que tiene la primera noticia, el que comunica, el que «es visto», el que tiene la verdad.

Lo lamento, no hay una #putaverdad de todo esto.

Solo hay acciones concretas de diferentes personas.
Algunas suman al colectivo. Otras restan.

Mis acciones concretas son:
Informarme y discernir.
Quedarme en casa.
Compartir lo que me sale desde el corazón.
Apoyar y contribuir con el que lo requiera y dentro de lo que estoy capacitada para hacer.
Continuar mi proceso de autoconocimiento aprovechando la reclusión.
Y no… #aminomevacunan buena si, boluda no.

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *