Hablaba con mi hermana ayer… es médica cirujana y forense. Se dedica a hacer autopsias.
Resulta que a mi abuelo paterno lo mataron. Cuando mi abuela quiso que le hagan autopsia, movió cielo y tierra hasta que le dijo la policía… «señora usted tiene 3 hijos pequeños, mejor deje las cosas como están» y nunca tuvo la autopsia de su marido asesinado.
Por eso mi hermana, hace autopsias. La suerte es loca, al que le toca le toca, y le tocó a ella esa parte del clan.
Ahora está estudiando terapias energéticas diversas.
Le tocó constelaciones familiares. Y mientras estudias, constelas… Qué te puedo contar que ayer consteló esta historia. Y tuvo confirmación.
¿Por qué me detengo en esto?
Hace un rato hablaba con una facilitadora de la Conexión Cuántica a la que le cayó la ficha que la información que están constelando se corresponde con la información que sale en las exploraciones cuánticas.
Esto me trae a la reflexión que no importa cómo lo hagamos, todo son distintas formas de abordar una única realidad: LA ESENCIA QUE SOMOS.
A esa esencia le da igual que método usemos.
La deducción lógica (es lo que hago yo que no terapeuteo), las regresiones, las constelaciones, la memoria celular, el péndulo, la radiestesia, lo que sea que uses como herramienta. Da igual. A la ESENCIA le da igual porque nunca es el aparato.
¡Eres Tu!
En toda tu esencia energética.

Tags

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *