En Rosario no solo hay guerreros energéticos, o reencarnaciones medievales. También hay hadas… hermosas y amorosas. Siempre te cuento que […]