Y así fue como la conversación siguió. No solo en estado de «siesta» (irme a dormir un ratito), sino en […]