Hace muchos años leí un libro escrito por un niño joven, muy joven llamado Fabio Cabobianco: Vengo del Sol. Cambió […]